domingo, 5 de octubre de 2014

AHORA SÍ EMPIEZA EL OTOÑO

Eva
Anoche vi la película Eva (2011), dirigida por Kike Maíllo y protagonizada por Claudia Vega (Eva), Daniel Brühl (Alex), Marta Etura (Lana), Lluis Homar (Max), Alberto Ammann (David) y Anne Canovas (Julia). 

En su momento no me llamó nada la atención, malditos prejuicios, pensé que una película futurista no sería de mi agrado... pero me pareció muy bonita, me gustó la historia, la trama y los fabulosos escenarios en los que transcurre.



Es feo
Y mi banda sonora de estos días han sido las geniales canciones de Manos de topo, están a punto de sacar nuevo disco, pero yo he desgastado las canciones de su álbum ortopedias bonitas.

Una de las canciones que no para de sonar en mi cabeza, Es feo, tiene un videoclip a la altura de ésta, y cosas del azar, dirigido por Kike Maíllo.


Me gusta oírte roncar y que haya pelo en el aseo,
esperarte en el portal las noches de invierno.
Me gusta ir a cenar a tu casa en año nuevo,
bromear con tu papá, poder llamarle suegro.


Y que te vayas con otros que no hacen ni la mitad por ti,
es feo.
Y que te acuestes con otros que no hacen ni la mitad por ti,
es muy feo.



Prefiero irte a buscar a que vuelvas sola en metro,
y besarte al despertar sin que importe tu aliento.
He conseguido ser un tipo de lo más honrado,
puedes quedarte con el bebé, olvida el abogado.



Y que te vayas con otros que no hacen ni la mitad por ti,
es feo.
Y que te acuestes con otros que no hacen ni la mitad por ti,
es muy feo.
(Es feo, Manos de Topo)

Otoño
Esta semana he asumido por fin que ha llegado el otoño, me despedí con mis botas blancas y este vestido verde que compré en un mercadillo (y que por poco se me pasa el verano sin ponérmelo por estar pendiente de un arreglillo).

Hoy a llovido a mares y cada vez me gusta más la lluvia.


El otoño tiene el don de transmitirme serenidad, siempre supone un comienzo, será porque coincide con el inicio del nuevo curso escolar al que me siento ligada. Me apetece mucho más leer y escribir, ir al cine, salir a andar por la montaña, hacer turismo rural...

Hace algunos años noté la tan nombrada astenia otoñal y aunque tal como vino se fue, en su momento lo pasé bastante mal. Recuerdo que fui a la farmacia y le dije a la chica que me atendió "no sé que me pasa, creo que necesito vitaminas porqué estoy sin fuerzas y sin ganas de nada", y ella me tranquilizó diciéndome "no te preocupes, lo que te pasa se llama astenia otoñal y no vale la pena que te venda nada, come bien y haz algo de deporte y se te irá pronto", y así fue.

Al otoño siguiente estaba acojonada pensando que me volvería a suceder, pero por suerte nunca más he notado tal bajón anímico. Supongo que, en parte es, porque no tengo tiempo ni de deprimirme.

¿Os he contado que ahora hago pilates? Como sólo me gustan las clases dirigidas del gimnasio, voy a diferentes sesiones y he descubierto este método que me deja tan relajada... ¡A ver si por fin encuentro el equilibrio!