martes, 10 de febrero de 2015

JORNADA LÓCZY: MYRTHA CHOKLER

Jornada Lóczy en Rosa Sensat (Barcelona)
Vínculo y autonomía. Una mirada desde Lóczy
Sábado 8 de noviembre de 2014
Con Myrtha Chokler, Montse fabrés y Marta Graugués


Hace tiempo que asistí a esta jornada y salí de ella cargada de apuntes, reflexiones y ganas de explicar lo que había aprendido. Pero como siempre que recibo tal cantidad de información, me entusiasma hablar de ello y después me cuesta ponerlo por escrito sin caer en transcribir lo que sus ponentes fueron diciendo.

Para mí, y las compañeras con las que pude comentar la jornada, el plato fuerte fue sin duda Myrtha Chokler, y sus intervenciones cargadas de entusiasmo y verdades como puños. No dijo nada especialmente nuevo, nos hizo pensar, darnos cuenta, reparar en algunos puntos que estábamos pasando por alto en nuestro día a día en las aulas.

En esta entrada me centro en la primera intervención de Myrtha que da para mucho!

http://www2.rosasensat.org/files/bebes.jpg
Myrtha Chokler
¿Quién es? 
Doctora en Psicología (Universidad de París), fundadora de la Red Pikler Argentina y de la Red Pikler Nuestra América.

Red Pikler Argentina: en esta página podéis encontrar enlaces de interés (libros, vídeos, artículos...), y muy recomendable ver la bibliografía que ofrecen.

Empezó su intervención con un vídeo mostrando como un bebé recién nacido trepa sobre el cuerpo de su madre en busca del pecho. Ella lo llamó "impulso extraordinario para ir buscando el camino, para ir transitando hasta llegar a un punto y saciar una necesidad". 

Dice que los adultos podemos crear las condiciones necesarias para que si ha de suceder algo pueda darse. Habla de que el niño construye la imagen de sí mismo con el reflejo de los ojos de la madre.


La cotidianidad
Nos hace pensar como en un gesto tan cotidiano y repetido como es ponerse un pantalón, el niño ha de poner en marcha muchos mecanismos (cognitivo, emocional, relacional), ha de realizar un proceso matemático y necesita un adulto disponible pero que a la vez no le de prisa, le deje probar y también equivocarse.

El acto de vestir a un bebé dándole una posición activa consiste en un proceso entre dos personas y dos esquemas de acción. Si este proceso se realiza con placer dejará huellas en el cuerpo y en la mente del papel del adulto y la secuencia, que harán que quiera que vuelva a repetirse.

Y para que sea un momento de calidad, el adulto debe entregarse, no vale ofrecer distractores al niño o cantarle algo que nada tiene que ver con la acción. La capacidad del adulto de centrarse en ese acto compartido creo que es la clave de la calidad del momento.

Comenta que hay niños tan arrasados por el trato mecánico e invasor del adulto que ya no tienen salud mental para quejarse y se dejan hacer. Opino que es importante que empecemos a analizar como actuamos para poder ofrecer esta calidad que dejará una huella positiva en el niño.

Los materiales
Hizo alusión a temas que nos son muy familiares, como el hecho de usar vasos de vidrio, y que sin embargo está muy poco extendido en las escuelas infantiles. Como bien dijo: "un vaso de vidrio transparente le ofrece más riqueza y posibilidades que uno de plástico. Un niño podrá anticipar, pensar que pasó con el agua que falta después de beber, que primero está lleno y si bebe, sorbe, chupa, se va vaciando. En matemáticas es lo que se llama sustracción, la resta. Los niños viven las matemáticas, no las piensan".

Yo creo, a demás, que un vaso de vidrio ofrece una estimulación sensorial de la que carece uno de plástico: el vidrio tiene una consistencia, una temperatura, un peso, una transparencia, una repercusión en la acción. El vaso de vidrio hay que sujetarlo con firmeza, implica asumir una responsabilidad, desarrollar un control y un dominio, otorga un papel activo al niño y le ayuda a adquirir autonomía.


Crecer y desarrollarse implica transformase a sí mismo y el autor es el propio niño

Desde el predominio de la dependencia al predominio de la autonomía. Lo hace contra el otro o a pesar del otro. El niño es sujeto de acción, es autor y acciona sobre el medio, determinar cambios significa estar abierto al mundo.

La solidaridad
Niños atentos y sensibles, llenos de iniciativa, comunicativos y solidarios. Indica que hay un valor importante en la humanidad que es ser solidario, si creemos en ello debemos evitar mensajes competitivos del tipo "¿quién corre más rápido?", "¿quién hace tal cosa antes?", "¿quién gana?". Cuando hay un ganador, muchos pierden, y en la mayoría de casos siempre son los mismos los que ganan y los mismos los que pierden.

Los que ganan aprenden la soberbia, el descalificar al otro, pero también se sienten inseguros porque saben que para que uno gane los otros deben perder y para ello pondrá zancadillas. Los que pierden aprenden la envidia y a no molestarse en intentarlo si total van a perder. Construye una imagen de sí mismo como perdedor. 

"Para hacer niños solidarios no hagamos carreras"

Pienso que sobre esto deberíamos reflexionar ampliamente todos los adultos, sabemos que vivimos en una sociedad competitiva, pero no caigamos en serlo, no lo demos en herencia a las nuevas generaciones, por favor.

Dependencia
Cuando se refiere al niño como sujeto de reacción dice que no es autónomo, es el dependiente de la postura en que lo coloca el adulto, el que espera el "bravo, bravo". Hace las cosas anhelando el premio, el elogio, no por su motivación intrínseca sino extrínseca. Es obediente, inseguro, temeroso del castigo, exitista, competitivo. Siempre necesita ganar.

Manifiesta que uno los descubrimientos fundamentales de Emmi Pikler es que el niño desde su nacimiento lleva a cabo una verdadera e intensa función de engendramiento de una actitud pasiva que genera personas pasivas y dependientes. Porque toda una vida puede basarse en el modelo reaccionar ante estímulos.

Autonomía
En cambio, tener autonomía supone que la persona durante su actividad espontánea, llevada a cabo a partir de la propia iniciativa, posee un equipamiento biológico funcional madurativo y cognitivo adaptado al programa de acción propuesto. Sin el deseo no es autónomo, es dependiente, sometido. Un niño al que pedimos que ande hacia nosotros, si es autónomo decidirá si viene andando o gateando. No sólo puede hacer, sino que quiere y decide hacer.

Condiciones indispensables para la autonomía
Subjetivas: seguridad afectiva, libertad de movimiento. Objetivas: espacio seguro, objetos pertinentes.

Explica que colocar en la cuna un móvil con musiquita, es algo pobre en estimulación musical y distorsionador. Ante algo que se mueve, los niños tienen un reflejo que le impulsa a mirar, no lo pueden evitar, caen agotados de mirar y por eso se duermen.


Autonomía es un sentimiento íntimo de competencia y posibilidad de elección
 junto a la alegría del autodesafío: "Yo puedo".

La conciencia positiva de sí mismo: autoestima. Ratificado por el reconocimiento del otro, facilitadora del proceso de socialización.

También hace referencia a la falsa autonomía, a la sobre-exigencia, inherente al estrés y al sentimiento íntimo de incapacidad e inseguridad: "si no lo hago no me va a querer, no me va a decir bravo".

El rol del adulto
Cuando habla del rol del adulto y los modelos de estrategias pedagógicas, lo hace mediante cuatro ejemplos en los que fácilmente nos podemos ver reflejados y detectar que rol es el que nosotros mismos asumimos.
Embudo: llenar de conocimiento 
Tractor: arrastrar 
El burro y la zanahoria: seducirlo para que vaya por el camino que yo tracé. Modelo que premia y castiga 
Jardinero: desea ver germinar la semilla, elige cuidadosamente la tierra, el momento de sembrar, de regar, de abonar
"Los árboles no crecen tirándoles de las hojas"