jueves, 21 de mayo de 2015

LO QUE DA DE SÍ UN TELAR

Cuando era pequeña unas navidades los Reyes Magos me trajeron en casa de mis tíos una tejedora y la recuerdo como el regalo más fabuloso del mundo! Por desgracia ya no la conservo, pero recuerdo exactamente como era.

Años después, en mi colegio reprendí el gusto por tejer, las lanas y los hilos, a partir de talleres como el de punto, en el que hice la típica funda para la flauta, un estuche para mis lápices y una funda para las gafas de mi madre. Pero si de algo me acuerdo con especial cariño es del tapiz que hice en un mini telar de madera.

Hace poco vi uno de esos telares en LaCentral y estuve a puntito de comprármelo, pero me pareció un capricho y no lo hice, me quedé con las ganas, eso sí! Como todo, se lo conté a mi pareja educativa Tere y ella, que todo lo recuerda y siempre acierta con sus regalos, me obsequió con uno en su último día de trabajo.

Mi nuevo telar




Lanas y ganas de tejer
He sacado mis ovillos de lana de su cesto para ver qué colores tengo, no está mal para empezar. Inevitablemente mi pensamiento se ha ido a las paredes de mi aula, ahora estaré un tiempo sin ir a la escuela, por lo que no me corre prisa. Voy a echar tantas cosas de menos... 





El telar como recurso educativo
Considero el telar como un recurso educativo fabuloso para todas las edades, adaptando los materiales y el grado de dificultad. Se puede empezar tejiendo sin agujas, con los dedos, y progresivamente ir introduciendo telares sencillos de cartón (que podemos confeccionar en la escuela o en casa), de madera, etc. 

"El tocar, explorar y manipular con las manos ayuda a crear nuevos circuitos neuronales."
Frank Wilson

Tejer es una práctica que favorece la concentración, la paciencia, la atención sostenida, desarrolla la psicomotricidad fina y la coordinación óculo-manual, las habilidades matemáticas, el pensamiento lógico, potencia la creatividad, permite el aprendizaje a partir de la acción... ¡Y muchas cosas más!

En las escuelas Waldorf es habitual que los niños aprendan a tejer y otras manualidades, la línea pedagógica Montessori también apuesta por aprendizajes prácticos.

"Si nos rehusamos a desarrollar y entrenar los dedos y las manos de nuestros niños, así como la capacidad creadora y constructora de los músculos de sus manos, entonces les negamos el desarrollo de la comprensión de la unidad de las cosas; mermamos sus poderes creativos y estéticos".
Bergstrom (neurofisiólogo)

Inspiración
He encontrado propuestas muy diversas, solo en Pinterest hay una variedad increíble de telares y tapices, tendré que abrir un tablero y empezar a recopilar! 

Sencillez
Aunque existen verdaderas obras de arte,
me he decantado por aquellos tapices que me recuerdan a mi niñez,
al estilo de los que, con más o menos mañana, confeccionaba de pequeña.

allputtogether.com
abeatutifulmess.com
 Decorar paredes
Imagino una pared del aula llena de tapices,
 con ese colorido y ese aire acogedor que otorgan a cualquier espacio.


Bloglovin.com
Kireei.com
Los más naturales
Éstos me han enamorado, ha sido verlos e imaginar a niños jugando al aire libre 
y confeccionando con diversos elementos naturales tapices preciosos. 


holycrapyarnandstuff.tumbrl.com
maymomut.blogspot.com 
maymomut.blogspot.com 
telartepatagonia.blogspot.com.es
Haz tu propio telar
Una alternativa a comprar un telar es hacértelo tú.

Es realmente sencillo, he escogido algunas sugerencias para mostraros. Personalmente, me gustaría hacer uno con un marco de madera bien grande (de ésos que la gente tira por viejos).

laboresenred.blogspot.com.es
waselwasel.com 
kireei.com
pequeocio.com
Comprar un telar infantil
Si no te apetece hacerlo, siempre lo puedes comprar. 

Del telar infantil de LaCentral no recuerdo el precio (no era barato), y era como el mío de tamaño. En jugarijugar los tienen en tres tamaños, os enseño los dos más grandes.

Si queréis ver más, os recomendaba páginas dónde encontrar materiales, entre ellos telares, en esta entrada.

jugarijgar.com
jugarijugar.com
Mi tejedora 
Esta es la tejedora de la que os hablaba al principio, prefiero cien veces los telares de madera, pero me ha hecho ilusión encontrarla por la red.



Aún tengo otro regalo de Tere pendiente de enseñaros, veréis qué mano tiene para las manualidades!