viernes, 3 de abril de 2015

SALAMANCA A MORDISCOS

De los creadores de Toledo a mordiscos Anda la ostia vamos a Donostia, llega Salamanca a mordiscos, una mini ruta gastronómica por la ciudad universitaria y de gran patrimonio cultural. Aunque en esta entrada no tienen cabida ni su arquitectura ni nada que no sea la comida!!


De camino a Salamanca paramos en las bodegas de Alejandro Fernández en Pesquera de Duero (Valladolid). Aún no os he hablado de la formación para sumiller que está haciendo Miguel y con la que yo también estoy aprendiendo mucho, ya habrá tiempo... Después de la visita, beber y picar un poco allí, nos fuimos al Nazareno donde habíamos reservado mesa.

EL NAZARENO
Roa, Burgos

Que se come bien es innegable, pero que cada vez que vayamos nos parezca más caro ha hecho que esta vez sea la última. El lechazo asado al horno de leña está perfecto: delicioso, tierno, sabroso... Que inflen el precio en este plato estrella aún lo podemos entender, si algo está tan bueno no nos importa pagarlo. El cuarto de lechazo, siempre habíamos pedido uno por persona y esta vez decidimos pedir uno para compartir, son 40 €, vale. Pero lo que cobran por el pan y la ensalada (buena pero requetebásica: lechuga, cebolla y cuatro trozos de tomate) que te sirven sin preguntar, nos pareció abusivo.... Y otro palazo, el vino, como yo no podía beber, Miguel se pidió el único en tamaño benjamín, pues que en tierra de vinos en un restaurante inflen tan desorbitadamente los vinos lo encuentro muy feo: 11€ la botellita.... 

Así que una ración de lechazo (que comen dos), pan, ensalada, dos tartas de hojaldre (deliciosas), el vino, un nestea, y dos cafés: 73'80 €.




LA TAHONA DE  LA ABUELA

Nuestro primer desayuno en Salamanca: fuimos a una cafetería cercana al Hostel, el lugar muy bonito y espacioso y un mostrador bien surtido tanto de dulces como de salados. Era el primer día y necesitábamos energía así que empezamos la jornada turística con un hornazo bien relleno de chorizo y jamón y yo una empanada de pisto con nata, luego el toque dulce con un rosco glaseado. Mmmm...





LA RUA: BASTANTE BUENA CALIDAD-PRECIO

Estrenamos la ruta de tapas por la ciudad, habíamos estado cotilleando por el Tripadvisor y la web de Los viajeros y teníamos más claro donde no íbamos a ir que dónde sí... 

Como no encontrábamos los sitios recomendados, entramos en uno al azar. Nos pedimos una caña y un nestea y nos pusieron un par de tapitas sencillas (empanada de atún y queso de cabra con patata y tomate) que aunque por el ojo no me fascinaron estaban realmente bien. 

(2 cañas con 2 tapas = 3,8 / nestea + caña con 2 tapas = 4'8€)


LA CASA DE LAS PULGAS: BUENA CALIDAD-PRECIO

Seguimos eligiendo al azar, entramos en el siguiente por aquello de pinta bien. Pedimos dos cañas (sin y con) y nos dieron a elegir dos tapas, decidimos probar la Sartén de arroz con setas y la carne estofada. Dos tapas clásicas pero caseras y muy buenas! 

(2 cañas con 2 tapas = 4€)



MESÓN LAS CONCHAS: NI FU NI FA

Yo repetí caña sin y Miguel optó por un verdejo. Aquí las tapas van a parte, y a demás de cobrarlas parece que les cuesta recomendar y servirte, misterios del mundo... El caso es que sin mucho entusiasmo, en vista de la atención, pedimos unas Patatas meneás y un Montadito de solomillo a la plancha. A mí las patatas no me gustaron demasiado, aunque el montadito estaba bien. Un local prescindible.



TAPAS 2.0: MI PREFERIDO

Supe de este local por algunos comentarios en el Tripadvisor, y ya pensé que me gustaría, aunque otros lo tachaban de tapas escasas y caras, imaginé el tipo de comida que podríamos encontrar y me llamó la atención.

Guiados por algún comentario pedimos el Huevo campero "poche" con pisto de verduras (2'8€) y el Rabito de cerdo glaseado (3'8€). Las dos tapas nos encantaron, pero al seguir mirando la carta y los platos que iban sirviendo, ya nos dimos cuenta de que habían otras opciones mejores para nuestro paladar, así que teníamos que volver sí o sí! Antes de irnos pedimos la Croqueta de jamón de bellota (1'5€) como despedida, y nos dejó boquiabiertos por su textura cremosa y su sabor, mmm...

Otro factor a destacar de esta local, y que nos hizo repetir los tres días, fue la amabilidad y atención del personal, ¡qué gente más maja!





CALLE VAN-DYCK

Esa tarde nos alejamos del centro para ir a la famosa calle Van Dyck a tapear. El problema es que después de un día de no parar de andar estábamos ya un poco cansados y el trayecto andando se nos hizo eterno. Otro inconveniente es que llegamos pronto, a las 20:30 la mayoría de locales estaban vacíos y así costaba decidirse... Seguimos a una pareja y entramos en Los faroles. En total bebimos tres cañas y un nestea y pedimos una tapa de empanadilla y una hamburguesa para los dos (7'30€). Buen precio y buena comida. Cuando nos íbamos empezó a llenarse el local.

El segundo local, Casa Chinitas, fue el único que desde primera hora estaba llenísimo, tanto que no entramos por pereza de estar apretujados. Pedimos un vino, un mosto, y nos dieron a elegir tapa: optamos por una de riñones y una de champiñones. Ambas caseras, muy muy ricas y abundantes (4'5€). El ambiente también muy animado y agradable, tanto dentro como fuera de la barra.


Los que no estábamos muy animados éramos nosotros, teníamos otras expectativas de esta zona de tapeo, y seguíamos entrando a los sitios a tientas. En El Tenderete mejor no haber entrado, porque el bar tenía poco encanto, el camarero pocas ganas y la variedad de tapas era escasa, nos pedimos un par de cañas y una de bravas que, eso sí, estaban recién hechas. (5'2€)

Ya eran pasadas las 22:00 y el ambiente empezaba a notarse, los bares se estaban llenando a gran velocidad... Pensamos en el trozo que nos quedaba para llegar al hostel y decidimos emprender la vuelta. Qué pena, esa calle no la vivimos como merecía. En comparación al casco antiguo, lógico, los precios mucho más bajos.

CorrilloJazz: ya en el centro pasamos por una cafetería enorme y muy bonita que tenían en el escaparate unos pasteles y entramos a tomar un café y un trozo de pastel (cortado + irlandés + trozo de tarta de chocolate con galleta = 8'9€). Muy impersonal, qué lástima, porque el lugar precioso, con exposiciones en las paredes que alegraban el local y mucho guiri (como nosotros dos sin ir más lejos).



TAPAS 2.0: REPETIMOS!!

Como nos quedamos con ganas de seguir disfrutando de su carta, esta segunda vez probamos la Morcilla glaseada con foie y kimchee de frambuesa (3'3€) que estaba espectacular y el Bali hot dog (4'2), muy muy bueno. Y como no, la Croqueta de jamón de bellota!




IPAN IVINO: OTRO FAVORITO

Y descubrimos otro local, muy de nuestro estilo y de nuestro gusto, con tapas originales con las que sorprendernos. El camarero que nos atendió, muy amable, nos explicó la carta y los platos especiales del día y nos aconsejó. Miguel le preguntó sobre vinos de la tierra y probó un Abalengo (que luego compramos donde él mismo nos indicó). Pedimos Raviolis de pollo al chilindrón con salsa de mango (4'3€), Garbanzos de fuentesauco con chipirones y Taco de morro de ternera con curry y calamares (4'5€). Y Teriyaky de atún rojo para Miguel, él que puede! 

En este bar puedes optar por pedir tapas (muy completas, nosotros las pedimos para dos, o raciones).








Rematamos con los postres, aunque no es su punto fuerte y solo pudimos elegir entre tres: natillas de coco, arroz con leche y pastel de chocolate.



CASA PACA: AIRES DE GRANDEZA

El lugar bonito, cuidado, espacioso; la clientela un poco mayor, arreglada; los camareros, estirados. Pero  la comida muy buena. Si nos hubiesen aconsejado (y les pedimos consejo) nos hubiésemos quedado un buen rato a probar sus tapas. Pese a no tener faena tampoco parecían muy preocupados por tenerla... Estos lugares con tanta solera a veces tienen también la prepotencia que no tienen los emergentes donde el trato está a años luz, ya sabéis a que lugares me refiero.


La tapa de boletus con jamón deliciosa y tosta de jamón, más tres cañas: 11'9€


LA ALBERCA: RESTAURANTE LA COLMENA

Al día siguiente fuimos a Ciudad Rodrigo y a La Alberca, donde comimos en La Colmena un menú del día a 15€ por cabeza y comimos muy bien y muy contundente! De primero garbanzos para mí, alubias para Miguel, y de segundo Miguel pidió lagarto (una zona cerca del espinazo del cerdo) y yo carrilleras estofadas. 



DESPEDIDA DE SALAMANCA: TAPAS 2.O Y IPAN IVINO

No podía ser de otra manera, volvimos a los lugares donde mejor nos hemos sentido y mejor hemos comido. Añadiéndole la motivación por descubrir nuevos platos.

TAPAS 2.0

Rollito de primavera 2011 (4'2€), la McMontero burger con cheddar, cebolla y tomate (4'8€) y el plato que más me sorprendió y me encantó lo pedimos de rebote: salmón ahumado picado pequeñito con calabacín, una salsa deliciosa y lima. Como íbamos directos al IPAN IVINO no quisimos pedir más.




IPAN IVINO

Eran las 23:00 pasadas y había mucha gente. Nos quedamos con las ganas de probar sus croquetas... Miguel pidió de vino un Rayuelo (Manchuela) y para tapear la Terrina de foie casera rellena de pasas y anchoas, que estaba riquísima, y una tosta de chipirón sobre berenjena asada.




Y esto es todo, si vais a visitar Salamanca próximamente espero que os sirva nuestra experiencia gastronómica. Si estáis de vacaciones disfrutad a tope y a renovar fuerzas!