martes, 1 de noviembre de 2016

ESCAPADITA A HONDARRIBIA

Buenas noches, no quiero irme a la cama sin compartir las fotos de Hondarribia y recomendarla como ciudad pintoresca a la que ir a encontrar la paz y la tranquilidad, cargar pilas, comer muy bien, comprar artesanía, pasear por la playa...

Hondarribia: Fuenterrabía (País Vasco)
Desembocadura del río Bidasoa
A 20 Km. de San Sebastián


Nos alojamos en pleno casco viejo, dentro del recinto amurallado, reservamos una habitación en la Pensión Txoko-Goxoa Ostatua, un lugar muy confortable, nuestra habitación, pese a ser pequeña, nos resultó comodísima y nos trataron estupendamente.



El primer día comimos en el Bar Exeberria, situado en la Plaza del Obispo, un lugar muy tranquilo cerquita de la pensión. Pedimos su pollito con salsa de miel y mostaza, las bombas de idiazabal y croquetas, todo ríquisimo, y a demás, cuentan con una gran variedad de cervezas artesanas.

Vale la pena perderse entre las calles del casco viejo y no perder detalle de sus edificios, las fachadas nos fascinaron. Y, por supuesto, hay que ver la Plaza de Armas donde se encuentra el Castillo-Palacio de Carlos V (ahora Parador Nacional).








Imprescindible ir de pinchos al Barrio de la Marina. Los que más nos gustaron: el Gran Sol el que más, repetimos hasta probar casi toda su carta de pinchos. El Enbata, el Sardara, el Txantxangorri, la Hermandad de pescadores, el Ignacio...









Tiendas bonitas
Hay unas cuantas, pero para mí la Ferretería de Rosario es un pequeño paraíso: compramos unas balanzas de platillos, un cencerro, un colador, una tetera, una huevera en forma de gallina y un cesto grande, todo para Juno :)





Conservas


Vistas al mar







¡Pisar la arena!



Naturaleza






Pasamos una mañana en tierras francesas






El faro de Hondarribia 





Para rematar la escapada a Hondarribia nos llevaron a comer al restaurante Abarka.