viernes, 1 de diciembre de 2017

ESCAPADA AL CAMPO Y RUTA FÁCIL PARA IR CON NIÑOS

Habréis notado que últimamente no dedico mucho tiempo al blog, es por una buena causa: tiempo en familia y tiempo al aire libre y en contacto con la naturaleza. Los que vivís en el campo supongo que no tenéis esta necesidad, pero ¡qué bien sienta! Cada vez necesito más este modo de desconexión, de disfrutar sin la presión de las prisas y el reloj, de maravillarme con las pequeñas cosas y de transmitirle este modo de ver la vida a Juno.

Hoy me he dedicado a mirar las fotos que hicimos el fin de semana en Sant Hilari y Viladrau, y me apetece mucho compartirlas, sobretodo por si a alguien le interesa visitar esta zona. 

Nuestra idea era conocer algunas de las rutas e itinerarios de Viladrau: nos parecieron perfectos para realizarlos con Juno, que ahora tiene dos años y poco y le gusta mucho andar, pero es impensable recorrer largas distancias con ella. Pensamos que estaría bien una ruta fácil y no demasiado larga para que ella pudiese andar un rato, y ayudarnos además de la mochila a la espalda y la mochila koala. Y fue un acierto.
La mochila a la espalda nos la han dejado para probar, es la primera vez que la usamos ahora que Juno tiene 2 años y 3 meses. Como veis no es una mochila para bebés, porque  va sentada (lleva sujeción) y tiene visibilidad, no va pegada a la espalda. Es una opción para hacer excursiones, y creo que es de Decathlon. Hasta ahora, hemos usado la de porteo ergonómica: cuando adquirió la verticalidad por si misma (se mantuvo sola en pie), en la que va de cara al pecho. Antes habíamos usado el fular, que permite que vaya como en brazos, con piernas y cabeza bien sujetos y hacía el pecho del adulto. En cada etapa de su desarrollo hemos intentado usar la más respetuosa a su postura natural, sin forzar ni adelantarnos a su propia adquisición.
Viladrau
Este pueblo se encuentra, en gran parte, dentro del Parque Natural del Montseny. Pertenece a la provincia de Girona y se sitúa al sudeste de la comarca de Osona. Al sur se adentra en la zona llamada de Les Guilleries, y al norte se eleva por el Montseny (zona de Matagalls).

Para los que venimos de Barcelona, está relativamente cerca: 75 Km.

Ruta de Viladrau a la ermita de l'Erola.

¡Empezamos! Miguel lleva a Juno, que de momento está muy contenta con su nuevo "medio de transporte". Le permite bastante movilidad, sin dejar de ser segura, puede mirar hacia todas direcciones fácilmente, agarrarse o soltarse, apoyar los pies... Pero cuando lo que quiere es dormir, nada como la mochila ergonómica, de koalilla, vaya.



























Después de pasar la mañana entre árboles y riachuelos, la ruta es preciosa y muy entretenida, también nos detuvimos a coger hojas caídas para llevar a la escuela e hicimos bastantes fotos (es una gozada fotografiar la naturaleza), cogimos el coche para ir a comer a Can Gorgs. Aunque está un poco lejos, teníamos claro que queríamos ir a comer allí antes incluso de saber donde íbamos a dormir, y mereció la pena desviarnos un poco para conocer el lugar.

Formatgeria Can Gorgs 
(Quesería Can Gorgs)
 Can Gorgs, s/n
08469 Montseny, Barcelona
http://www.formatgeriadelmontseny.com/

Pedimos dos menús distintos, de las cuatro opciones de degustación que ofrecen, que como es de suponer incluye quesos, para probar varios platos. Antes de irnos, aprovechamos para comprar unos cuantos quesos, para consumo propio y para regalar a la familia. Los precios de las degustaciones oscilan entre los 18 y los 25€; y los quesos, a 9€ aprox. la pieza, son espectaculares.

Entre ellos, destacamos el queso "la calma" elaborado con leche cruda de un rebaño de 80 cabras alpinas, que es una delicia.

Y a todo esto tenemos que añadir que comimos al aire libre, porque un fabuloso sol de noviembre nos lo permitió, en plena naturaleza, un gustazo <3<3





Sant Hilari Sacalm
En Viladrau no encontramos un lugar donde dormir que se adaptase a nuestras necesidades, solo vimos casas para grupos en realidad, así que optamos por buscar por Sant Hilari Sacalm. Nos alojamos en el Hostal Torras y estuvimos tan a gustito;)



Justo enfrente pudimos disfrutar de este parque tan ideal:


A mí me sobran los pajaritos rojos...





Y los dos días desayunamos justo al lado de la oficina de turismo, en una cafetería muy acogedora y con bastante ambiente, que preparan unos bocadillos y tienen unas pastas riquísimas.








La villa de las 100 fuentes
Aprovechamos nuestra estancia en Sant Hilari para acercarnos a ver algunas de sus numerosas fuentes, sin duda las que más nos gustaron por su ubicación y su recorrido fueron la Font del Pic y especialmente la Font Vella.







Y esto es todo por hoy:)