lunes, 12 de marzo de 2018

PINTAR AL AIRE LIBRE

Ojalá siempre pudiésemos jugar al aire libre, sin paredes ni estrecheces, con suficiente espacio para movernos libremente, con luz natural, oxigenándonos bien. Al aire libre todo nos sabe mejor, en el patio no importa ensuciarse de pies a cabeza, ni ensuciar muebles, suelo y paredes, un mangueretazo lo soluciona todo y esa tranquilidad de no tener que andar con cuidado le aporta al juego un plus de libertad que agradecemos ambas. 

La pastilla de barro
Hace tiempo compré una pastilla de barro pensando que a Juno le gustaría jugar con ella en el patio. Está en ese momento en que le encanta cortar con el cuchillo cualquier cosa y recortar con las tijeras sin parar. 

Pensé: le va a encantar cortar el barro con el cuchillo. Pues no le gustó tanto como pensaba... No le hizo ni caso al cuchillo.










Después de apenas manipular un poco el barro, sacar un trozo, mojar y secar, pidió las pinturas. El barro tendrá que esperar a que a Juno le motive modelarlo, supongo.

Temperas
Hace tiempo que tengo muy claro que no por ser niños hay que ofrecerles productos de mala calidad para pintar, dibujar y llevar a cabo distintas manualidades. Yo misma he probado pintar con pinceles malos, por poner un ejemplo, y no es nada agradable. Pero también es cierto que gastan una cantidad de producto considerable y que en los primeros intentos seguro que estropean muchos materiales costosos. Es un dilema para mí. 

Si quiero que disfrute experimentando con distintos materiales y técnicas está claro que cuanta más calidad le ofrezca, mejor será su experiencia, así que trataré al menos no caer en comprar lo que venden destinado al público infantil.

Las temperas son de Tiger, muy económicas, no tenía muchas expectativas puestas en ellas, pero me han gustado más que las que usamos en la escuela, aún así tendré que investigar algunas de mejor calidad y buena relación calidad-precio.

Los pinceles son un batiburrillo de distintas marcas, creo que todos comprados en Abacus. De mi época de estudiante de la UAB que frecuentaba mucho esta tienda.

El papel no es nada apropiado, porque es de un gramaje bastante bajo, no llega a los 200 gr. Creo que es de la marca Abacus.











Y el placer de pintarse el cuerpo y ensuciarse
No a todos los niños y niñas les gusta ensuciarse, hay que respetar que cada uno ponga el límite donde considere adecuado, donde se sienta cómodo. A Juno le gusta pintarse el cuerpo y la ropa, y pintar objetos fuera del papel, incluso embadurnar a compañeros de juego.