viernes, 30 de marzo de 2018

¡¡VACACIONES!!

Estas vacaciones de Semana Santa no disponíamos de muchos días, así que elegimos un destino cercano pero nuevo para nosotros.


Can Salas (Espolla)
Municipio de la comarca de l'Alt Empordà, en la provincia de Girona (Cataluña). Buena parte de su término está protegido dentro de el Paraje Natural de Interés Nacional de La Albera. Dentro de su término se encuentran un gran número de dólmenes y menhires, exponente de antiguos asentamientos de otras civilizaciones. Destacar también sus viñedos y campos de olivos.


La entrada de la casa
Nada más pasar la puerta ya ves que el lugar tiene mucho encanto



Comedor donde desayunábamos

Desayuno a base de embutido, mermeladas caseras deliciosas, zumos naturales y "pa de pessic" 

Zona común en nuestra planta

La habitación azul, ya con nuestros trastos

Desde la ventana...







El pueblo
Frente a la iglesia de Sant Jaume (románica, s. XII-XIII y reformada en el s. XVIII) la plaza ha sido adornada con uno de los numerosos dólmenes que se encuentran por la zona.





La cooperativa
Organizan visitas teatrealizadas, pero si no reservas y no hay gente te quedas con las ganas. Compras vino y aceite, echas un par de fotos, cruzas los dedos por si aparece alguien, y te vas.




Empezamos a andar
La ruta megalítica es obligatoria si visitas la zona, vale mucho la pena, pero bien señalizada no está, así que no desesperéis si os animais a hacerla (ni con mapa nos aclaramos mucho, la verdad).





































El paisaje es espectacular: los caminos empedrados, la vegetación, los olivos, las viñas... Lástima la cantidad de casquillos de caza que encuentras por donde pisas, no pensamos en coger una bolsa y recoger algunos para limpiar un poco los campos.

Después de tomarnos nuestro tiempo andurreando las calles del pueblo, comiendo muy bien en Can Cassoletes (Espolla) y recorriendo sus senderos sin prisa... nos acercamos a Sant Climent Sescebes para ver la representación de La Passión que tenía lugar a las afueras del pueblo, en un paraje natural llamado Horta d'en cusí. 










Lugar, decorado, vestuario y actuaciones impecables, nos encantó. Os podéis imaginar la cantidad de fotos que saqué, me ha costado elegir solo unas pocas...

El último día subimos hacia el Cap de Creus y pasamos la tarde en Cadaqués, en la siguiente entrada os lo enseño.